desde el 06-25-2015 hasta el 07-04-2015

Indicios
Estela Miguel

“Una planta rizomática no tiene un centro y no hay una frontera o delimi- tación, sino que se compone de un nú- mero de semi-independientes nodos, que cada uno de los cuales es capaz de crecer y difundirse por sí mismo, y que solamente puede estar limitado por las características de su hábitat”

 

 

Me interesa trabajar bajo los conceptos de límites y fronteras, como lugares para la transgresión; concibiendo, de este modo, la fronte- ra como lugar de encuentro entre las disciplinas artísticas. Trabajar el barro directamente con las manos me ha llevado a crear una serie de piezas cerámicas con formas orgánicas con huecos y conductos de naturalezas cilíndricas que al someterlas al plano expositivo, crearán discursos formales y espaciales, dibujando en el espacio a través de la dimensión y el color. Trabajar el espacio como el papel, para crear una especie de escenografía donde trabajo desde fragmento hacía lo colectivo; el orden y el caos de las partes como el instante explo- sivo. De esta manera, el recorrido es la experiencia sobre el espacio, que transforma la escala para representar simbólicamente el mapa.

 

La estrategia consiste en intervenir directamente sobre el vacío a través de capas. Mi deseo es recoger pedazos de realidad y trabajar la enso- ñación, al trasladar al individuo a un mundo (natural/salvaje), para que lo comprenda, no para que lo trasforme. No es una afirmación como espacio es la creación de un espacio que invite al hombre a reflexio- nar sobre su posición en el universo. ¿Cómo puedo crear un espacio? ¿O colocarlo? Está pregunta implica reducir o ampliar la dimensión. 

 

 

El dibujo es el punto de partida de mi proceso creativo al permitirme una exploración gráfica de manera viva y ansiosa. La acción directa sobre el papel se plantea como una batalla donde asociar y fragmentar me lleva a concebir infinitas estrategias a través de diversas técnicas y materiales; deviniendo, a veces, en piezas bidimensionales, y otras en piezas que hacen realidad el deseo de conquistar el espacio. De este modo, surgen la mayoría de mis trabajos.

Me interesa reflexionar sobre el habitar y las construcciones, del tránsito, del viaje, de lo salvaje y lo animal. También sobre el tiempo, la rapidez e inmediatez actual, intentando dar presencia a los vínculos con la naturaleza, a través de un trabajo de acción sobre el vacío, donde lo invisible y mi entorno, me permiten cerrar los ojos y ampliar la realidad visual a través la reinterpretación de aquello que me envuelve. Tanto la sensibilidad de los materiales con los que trabajo como su forma final hablan de los vínculos entre seres y cosas, hablan de ese pequeño cajón repleto de imágenes que se conexionan con objetos físicos, anclando a la persona en un “aquí” y “ahora”, poniendo en valor la corporeidad y la sensación.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y/o mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede que en este momento ya se halla guardado alguna cookie, para cambiar la configuración u obtener más información puede consultar la sección Política de cookies.